Una hermosa escena de una tierna pequeña mirando el mar.

Luego de su exposición individual que se inauguró en Malasia, titulada Art Is Rubbish Is Art, Zacharevic, decidió relajarse en la playa cercana  y en ella ha ocupado un acantilado como el marco perfecto, hogar de su obra que retrata como muchas de sus piezas, una niña en la soledad, mirando el mar a la distancia, cruda, fría, pensativa, este es el estilo característico de Ernest Zacharevic.

La nueva pieza de arte de Ernest Zacharevic, logra grandes detalles en la textura de la roca, y la ilustración final de dos dimensiones parece estar sosteniendo firmemente a un globo tridimensional hecho de una bolsa de basura negra.

El fotógrafo Henrik Haven ha documentado el proceso en el que se ha embarcado Zacharevic al pintar la pieza y él fotógrafo afirma, “Esta es una de las zonas más bonitas en las que he estado rodando pulg”

Síganme en twitter @azenetfolch