Al detectar tantos jugadores con lesiones, la NFL pone cartas en el asunto pero no se ha podido solucionar nada.

Los ajustes de reglas en la NFL, no parecen tener ningún cambio en el índice de lesionados que se han reportado esta temporada.

Según parece, la mayoría de los estudios que se han hecho, no dan solución al problema a lo que  Bill Belichick, el entrenador de los New England Patriots, hizo una fuerte crítica a los límites recientes sobre tiempo de práctica fuera de temporada, alegando que la falta de preparación se ha sumado a un creciente número de lesiones de los jugadores.

Sin embargo Belichick no es el único, otros afirman que las restricciones estrictas en contacto casco a casco se han traducido en más lesiones de rodilla y tobillo, aunque el comisionado Roger Goodell ha negado supuestamente esa afirmación.

SimpleTherapy, que es un grupo de personas encargadas de dar rehabilitación, crearon una infografía que muestra las lesiones que los jugadores de la NFL han sufrido este año. Son sorprendentes los datos que se revelan.

Las tres lesiones más comunes son las piernas con un resultado de un 22,3% que son las que  se producen en la rodilla, el 15,3% en el tobillo y el 11,5% en el muslo. Esto denota que los jugadores han sufrido más de 1,300 heridos en el campo esta temporada, algo que es sorprendente, y afirma lo que en los años recientes se ha venido arremolinando en cuanto a la preocupación respecto a las lesiones tan severas que los deportistas de fútbol americano han estado sufriendo pese a la ayuda de la tecnología en el equipo, ya que parece que esto incrementa a su vez la exigencia de los directivos a hacer el deporte más rudo. Tan solo al mirar partidos de un par décadas de antigüedad, es posible darnos cuenta de la ligeresa del deporte, ya que los golpes no eran tan fuertes y por ende las lesiones eran menores.

Síganme en twitter @azenetfolch