El informe del consumidor digital en los Estados Unidos ha arrojado datos importantes que ponen a la delantera a los hispanos en el consumo de nuevas tecnologías.

Posiblemente quien está en contra de la adopción a las nuevas tecnologías, se rasgaran las vestiduras al ver las estadísticas de Nielsen, sobre cuanto se ha disparado el número de dispositivos digitales y plataformas disponibles para los consumidores de hoy, ya que el consumidor de hoy día está más conectado que nunca, obvio, todo se debe a la revolución de los medios, ya que se está más comprometido con el contenido y las marcas que satisfacen sus necesidades dentro de los medios digitales, lo cual nos lleva a la creciente difuminación y desgaste de los tradicionales, los cuales el grueso de la gente está perdiendo el interés por saber qué sucede en ellos. Por lo tanto la posesión de dispositivos móviles va en aumento, ya que Nielsen ha dado a conocer que hoy los estadounidenses son propietarios de cuatro dispositivos digitales en promedio y el consumidor medio en EE.UU., gasta 60 horas a la semana en consumir contenidos a través de dispositivos, esto incluye que en la mayoría de los hogares de estos, hay televisores de alta definición (HDTV), ordenadores que están conectados a internet y por supuesto teléfonos inteligentes, además de más dispositivos, y claro, los consumidores también tienen más opciones sobre cómo y cuándo tienen acceso a contenido, es decir, ya no existe una programación concreta y  ya que no hay reglas, el consumidor es capaz de elegir lo que desea consumir.

Concretamente el resultado muestra que los hábitos de los consumidores están cambiando de acuerdo a la necesidad de cada uno y no solo eso sino que la rapidez con la que los consumidores adoptan una segunda pantalla en su día a día, ha transformado la experiencia de visualización, dando un salto de televisión tradicional a horizontes que llenan a los usuarios de cosas nuevas que están dispuestos a explorar, con sus teléfonos móviles y tabletas, de forma que estos se han convertido en extensiones naturales de cosas que pueden ver y están a su entera disposición.

Es un hecho que una práctica común de los usuarios es que casi la mitad (47%) de los propietarios de teléfonos inteligentes, están conectados a las redes sociales todos los días. Esto quiere decir que el momento que estamos viviendo no tiene precedentes, ya que nunca hubo uno más importante, porque estamos viendo cómo se lleva a cabo una revolución tan rápida, a pesar de lo complejo, como jamás lo vimos en el entorno digital. Estos estallidos están dando pie a nuevas tendencias como lo son los multipantallas y los estilos de vida que se vuelven hacia un mundo que se encuentra conectado constantemente, que no es conformista y que si realmente explota las capacidades del mundo digital, el conocimiento se tornará para este usuario infinito y todo a la mano, cosa que NO ocurriría con quien solo utilice redes sociales como receptor sin generar algo de provecho y que sea positivo en bien común.

Síganme en twitter @azenetfolch

En la siguiente gráfica de Nielsen da a conocer como es que en la curva digital los hispanos llevan la delantera en el consumo de tecnología y horas en la red, “Los consumidores hispanos han adoptado rápidamente múltiples pantallas en sus rutinas de visualización de vídeo diarios y representar a 47 millones de espectadores de televisión tradicionales en los EE.UU. y en crecimiento. Los latinos adoptan smartphones a un ritmo más alto que cualquier otro grupo demográfico y ver más horas de videos en línea y en sus teléfonos móviles que el estadounidense promedio.”