El fotógrafo polaco, expresa con manipulación inteligente inusuales escenas que se escapan de la realidad.

Cada imagen del fotógrafo Dariusz Klimczak, es un ajuste a la mente sensata del espectador. Las fotografías están curiosamente manipuladas y nos sumergen en un plano el que converge la realidad con lo extraordinario. Las escenas se sitúan en un enjambre de situaciones en el medio del desierto y son tan inusuales que deja a la imaginación del espectador en espera de respuestas a preguntas como, ¿cuál es la razón por la que una maleta está siendo tirada por un hombre pequeño y cómo es que puede existir tal cosa?.

Una sensación de misterio y risa se arremolinan entre las ideas que Dariusz Klimczak muestra en sus imágenes monocromáticas y hay mucho que esperar, ya que su mundo de fantasía continúa expandiéndose con el tiempo.

Síganme en twitter @azenetfolch