Con sólo 23 años de edad Shane Hawk se perfila para ser todo un profesional de la cámara.

Con sede en California, Shane Hawk, ha sabido capturar lo maravilloso que es una puesta de sol o bien el amanecer. Cada fotografía de Hawk, es un recordatorio de lo increíble que puede llegar a ser la naturaleza y su fascinante forma de hacernos reflexionar en lo pequeños que somos en este universo incansable de belleza.

Los reflejos dorados y rojizos, se convierten en una historia vuelta fotografía y es una muestra del talento de Shane Hawk tiene, ya que al inicio, hacia sus fotos con un iPhone, el resultado lo impulsó a seguir adquiriendo equipo para hacer de su pasión, un magnífico trabajo que compartir con el mundo.

Te dejo con el sitio web de  Shane Hawk, conoce más de él.

Síganme en twitter @azenetfolch