El receptor ha echado la carne al asador por llevarse el triunfo, en la última serie de su equipo, en el renovado Tazón de los profesionales.

Un pase de 20 yardas con anotación por parte del jugador DeMarco Murray, en el tiempo que Mike Tolbert se zambulló en la zona de estrategia para una conversión de dos puntos, todo en menos de un minuto de partido, lo que ha dado al equipo de Jerry Rice el triunfo, este pasado domingo por 22-21 sobre el de Deion Sanders en el Pro Bowl, donde todo parece indicar que el conjunto seleccionado por el legendario ex receptor dio un gran resultado al llevarse la victoria en el primer Pro Bowl en el que se juega todo distinto, inspirado en el pasatiempo de fantasía.

Pero las malas noticias fueron que Justin Tucker, de Baltimore, falló un gol de campo de 67 yardas, en la última jugada del encuentro. Poco antes había errado otro casi igual de difícil, de 66 yardas.

La delantera en para el touchdown fue gracias a la conversión de Rice, después de que el quarterback de Filadelfia Nick Foles lanzó un pase de 12 yardas para que anotara el tight end de Cleveland Jordan Cameron, esto con el reloj restante de cinco minutos. Así que ya no fue difícil tomar la ventaja en el marcador para el equipo de Sanders por 21-14.

Ocho balones perdidos, seis pases interceptados, y nueve capturas de quarterback, hicieron del partido una gran experiencia que posiblemente atraerá a muchos aficionados nuevos, como lo programaron en la estrategia que hizo cambiar al Pro Bowl de formato.

Síganme en twitter @azenetfolch

Fuente, Fox Sports.