El rapero Birdman ha sido demandado por incluir fragmentos de canciones en obras nuevas sin la autorización de los titulares de los mismos, y obviamente sin el pago correspondiente.


La demanda sostiene que el rapero , de nombre Bryan Williams (birdman), le debe a varias empresas editoras de música una cantidad no especificada de dinero para el uso de canciones con derechos de autor sin permiso.
En la demanda se presentan como demandantes WB Music Corp., Warner-Tamerlane Publishing Corp., Cotillion Music Inc., Noontime Tunes and W.B.M. Music Corp. Warner-Chappell Music.


Birdman es dueño junto con su hermano del sello discográfico Cash Money Records, que ha producido a otros raperos como Lil Wayne y Big Tymers, mismos que han sido nombrados en la demanda, pues canciones de ellos contienen material con derechos de autor que Cash Money Records utilizó sin acuerdos de licencia y sin pagar regalías.
Cash Money Records aporta una cantidad mensual de 400.000 dólares a las editoriales para poder utilizar los fragmentos de canciones, sin embargo las demandantes alegan que Birdman no ha presentado cuentas claras de cuanto percibe su empresa por la explotación de las obras licenciadas y recibir un pago proporcional.
Por su parte, Birdman no ha dado respuesta a la demanda presentada el 29 de octubre en la Corte de Distrito de EE.UU. en Nueva Orleans.