The Foodini, el chef robótico que auxilia en la cocina, prepara pizza impresa en 3D.

Sólo un paso es el que hay que dar para saber que estamos cerca de algo enorme. Si bien la reproducción de cosas en 3D es un evento sin precedentes que está haciendo un cambio importante en la humanidad, pueden haber algunos escépticos por allí en cuestión de que algún día haya un aparato impresor en cada uno de los hogares, ¿a qué se debe esto?, a que muchos preguntan si en realidad necesitamos más cosas en nuestras casas, puesto que el consumismo ha logrado que nuestros hogares estén abarrotados de cosas que no necesitamos o que tal vez sea simple y mera basura para quien nos rodea como en mi caso, sucede que mi casa vomita de juguetes, cosas que, en realidad no necesito pero me hacen feliz, me gusta coleccionarlos y tener cada vez más, cosa que algunos perciben incomprensible, en lo cual estoy de acuerdo, hay a quien le funciona coleccionar autos o ropa o qué sé yo. Por otro lado el que muchos no crean en el futuro de la impresión en 3D y que consideren que esto es solo un invento creador de basura, probablemente sea un error, el imprimir un par de zapatos nuevos o un plato que se nos haya ocurrido, es algo lindo y probablemente estúpido pero lo respeto, solo que creo que es una forma muy egoísta de mirar al futuro en cuanto al tema, ya que lejos de ser un artilugio de “hacer basura” es un gadget que puede mejorar vidas, como por ejemplo, es una realidad que se podrían hacer modelos perfectos para prótesis en el ámbito de la medicina o modelos de piezas irremplazables para máquinas las cuales ya no existen refacciones, como los auto antiguos y luego de esto, reproducirlas en el material original para reemplazarla.

Un sin fin de usos realmente útiles se me han venido a la mente pero, tampoco pueden discriminar a quienes las utilizan por pasión a su creatividad como los artistas y diseñadores quienes deben estar esperando con mucho entusiasmo la gamificación de los gadgets, ya que deben tener infinidad de ideas para compartir y debo ser honesta, junto con ellos la emoción me embarga a mi más que cualquier cosa y aunque aún parece que la impresión 3D está en pañales ha llegado tan lejos como para hacer impresiones de comida, como el video a continuación del llamado “The Foodini”, un nuevo chef robótico que imprime rica pizza.

“El propósito principal de Foodini es tomar el control en las partes difíciles y / o que requieren mucho tiempo de preparación de los alimentos ya que a menudo la gente crea comida hecha en casa, ya sea en la cocina de su casa o en un restaurante,” Lynette Kucsma, cofundador Foodini, dijo hace algún tiempo a al sitio Mashable en un correo electrónico.

Te dejo con el video de cómo es que trabaja The Foodini y las distintas opiniones que la gente tiene al saber que la comida esta preparada por una impresora en 3D y el link del sitio Mashable donde los creadores hablan del gadget.

http://mashable.com/2013/12/30/foodini-3d-printer/

Síganme en twitter @azenetfolch