La revolución de la tecnología se vive en todos los ámbitos, las bombillas no son la excepción.

Con el transcurrir de los años hemos visto cómo es que todo en nuestro entorno se transforma, los dispositivos móviles dieron paso a otro tipo de segmento que ha dado un giro total a la visión del avance de la tecnología y por ende, provocan la desaparición de muchos otros que se tornan obsoletos, tal es el caso de la bombilla incandescente. Desde hace algún tiempo se ha convertido en un dispositivo obsoleto, por el grueso consumo de energía que conlleva utilizarla en casas u oficinas, y con ello viene el gasto excesivo en la cuenta de luz o energía eléctrica, que en ocasiones nos da sorpresas desagradables.

No obstante, los gadgets que teníamos en las manos anteriormente han ido cambiando su forma con el paso del tiempo, por ejemplo los teléfonos fijos, si recuerdas, hace ya muchos ayeres, estos tenían un disco con el cual discábamos el número telefónico al cual deseábamos llamar. Con la aparición de los móviles, los fabricantes optaron por mantener el diseño de estos teléfonos fijos lo más apegado posible a los móviles, de esta forma no dejarían de estar a la vanguardia, provocando que el usuario se sienta familiarizado con el uso de estos y sin la necesidad de optar por sólo poseer un teléfono móvil. Tal parece que con la industria de los focos ha sido distinto, ya que se ha intentado a toda costa que los bombillos conserven su diseño y estructura original, colocando un disipador de calor para evitar accidentes y agregando toda la tecnología posible a estos sin perder el fulgor de sus antecesores incandescentes.

SlimStyle LED es un dispositivo de LED que ilumina más que un bombillo normal y con una tecnología increíble, por esta razón su tamaño es más delgado con la forma familiar de un bombillo común. Una incandescencia de equivalencia a 60 vatios con el consumo de sólo 10,5 vatios porque es muy delgado, y hecho de plástico en lugar de vidrio, el disipador de calor desaparece. Eso es una buena noticia para los bolsillos de los consumidores, porque finalmente el costo del dispositivo se ha reducido a menos de 10 dólares lo que lo hace un gadget generoso con el medio ambiente y con nuestros bolsillos.

Síganme en twitter @azenetfolch