El compositor, productor, ícono moderno del pop estadounidense con canciones como “Get Lucky” y “‘Blurred Lines” ha firmado con Columbia Récords y Sony Music.


El  2013 cobijó a Pharrel, su colaboración en canciones del último álbum de Daft Punk , “Random Access Memories” significó el despunte debido a su gran éxito, sin duda Get Lucky ha puesto a bailar al globo entero.


El cantante colaboró en el soundtrack de Mi villano favorito 2 (Despicable Me 2), cuya canción mas famosa y reconocida  ha sido “Happy”  escrita e interpretada por el mismo Williams.


Happy será el titulo del próximo álbum en solitario de Pharrel,  con éste Sony/Columbia pretenden posicionar al músico como superestrella, según el presidente de Columbia Records:

… ‘Blurred Lines’ y ‘Get Lucky’ han definido a la música pop en todo 2013, y ahora estamos listos para lanzar a Pharrell como una superestrella solista en el 2014. “Happy” es sólo el comienzo.

NOMINACIONES AL GRAMMY

Aunado a todo lo anterior, Pharrel está nominado en los premios más reconocidos del mundo musical estadounidense en las categorías:
Productor del Año, dos nominaciones para Mejor Perfomance/Dúo Pop (“Get Lucky” de Daft Punk con Pharrell Williams y “Blurred Lines” de Robin Thicke con T.I. y Pharrell Williams),  y dos nominaciones para Disco del Año (“Random Access Memories” de Daft Punk y “good kid, m.A.A.d city” de Kendrick Lamar).
PHARREL

Como ícono de la cultura pop dominante, es importante conocer cómo es la persona, que valores, tendencias, ideales presenta al público que le son encantadores, ya en el comunicado de Sony/Columbia anunciando a su nueva superestrella:

Redefiniendo el significado de cool para toda una nueva generación, Pharrell Williams es una fuerza creativa, que recurre a la música, la moda, y el diseño para expresarse en su distintivo estilo. Desde sus comienzos como niño prodigio y multi-instrumentista en Virginia Beach en los comienzos de los ’90, luego con suficientes hits en su haber para convertirlo en el Productor de la Década de Billboard en 2010, llegando a su condición actual de superestrella de los multi-medios, Williams nunca ha dejado de crear.