Para muchos un atinado comentario por parte del jugador guardia elegido al Pro Bowl Louis Vásquez, sólo que Manning no concuerda mucho con su forma de pensar.

Es un hecho que Manning, jamás se detiene ni por un segundo y ha demostrado que la dedicación es lo que te lleva a la cima. El no aflojar el paso en el camino a la fama, tiene sus recompensas, pero también tiene sus sacrificios.

Tal vez recuerdes imágenes de Peyton Manning, cuando recibía tratamientos de tobillo en la piscina terapéutica del equipo y este la pasaba con su iPad en la mano. En ella revisaba una y otra vez videos de juegos para encontrar cualquier posible desventaja, esto por la disciplina que él ha adoptado para prepararse día a día y así Manning después de 16 años de rendir frutos a su casa, la NFL, no deja de perder concentración en lo que realiza para ser el mejor.

Sucede que Louis Vásquez ha sugerido que el jugador estrella Manning, no tiene un switch de apagado cuando está en las instalaciones de los Broncos, “recordemos que no es la primera persona que hace una observación de estas” solo que para Manning ya no es así desde hace tiempo, a lo que Manning opina, “No soy un robot”, insistió Manning. “… Tal vez era un robot al principio. Ahora tal vez soy un poco más humano”.

Es bien sabido por compañeros de su equipo que lo han expresado, que el gran Manning, solía trasnocharse por revisar sus partidos de temporada a diario, pero Manning asegura que con el paso de los años, sus prioridades han cambiado a partir de que  se sometió a cuatro cirugías de cuello en el pasado año 2011.

“Pensaba que si no veía todos esos partidos el mundo podría terminar al día siguiente”, explicó Manning. “Sentía que tenía que hacerlo. No necesitaba dormir tanto y era un jugador joven. Mi preparación ha cambiado. Llego a casa y me encanta pasar más tiempo con los niños y arroparlos para dormir. No me quedó despierto hasta muy tarde. Necesito tener más descanso”.

Manning, tras ser sumamente metódico con su preparación como lo fue en los primeros años con los Indianapolis Colts, hoy día es uno de los jugadores en la NFL con mayor experiencia y sigue siendo uno de los más dedicados en su trabajo y por supuesto, una pieza clave y fundamental para los Broncos por ello.

Greg Knapp el entrenador de quarterbacks, hizo una mención especial al elogiar la forma en la que Manning traduce las intenciones de las defensivas rivales antes de que salga la jugada y claro, gracias a su rápido razonamiento, da solución a lo que tendrá que hacer en un corto lapso de tiempo.

“Es posible que sea uno de los mejores que he visto en vida que puede procesar el, ‘muy bien, tengo estas herramientas y en 10 segundos tengo que tomar una decisión, y ejecutar en menos de cuatro’”, explicó Knapp. “Esa característica es especial porque no es como que está cambiando la jugada todo el tiempo”.

Es un hecho que Manning es especial, pero no ha sido de la nada, lo que él hace a diario lo demuestra cada juego en el campo y es un ejemplo de dedicación y entrega ante toda adversidad, tal vez este hombre sea una máquina en su trabajo, pero es porque le gusta y sabe perfectamente bien el resultado de que deja, el trabajo muy duro y la constancia.

Síganme en twitter @azenetfolch