La dirección de Medicina del deporte de la UNAM, está muy interesada por estudiar las lesiones que conllevan practicar este deporte de contacto.

Los daños de mayor incidencia, son los principales blancos a estudiar por la dirección de Medicina del deporte de la UNAM (Universidad Autónoma de México). Las lesiones musculares, esguinces de tobillos y rodillas, así como las contusiones son las lesiones problemáticas con las que los deportistas de alto rendimiento que practican Fútbol Americano tienen que lidiar a diario.

Dichas lesiones son los problemas más repetitivos dentro de este deporte y desean reducirlo con una mayor planificación de las temporadas para así buscar soluciones de prevención que den buenos resultados en el futuro.

Los resultados de los análisis obtenidos por el médico del deporte y la actividad física, Jorge Takeshi Aoyama Núñez, están basados en los 13 juegos que la escuadra de Pumas CU sostuviéron en el 2012 y 2010 en temporada regular, dos scrimmages y un partido de exhibición contra la selección de Estrellas de la NCCAA de Estados Unidos.

El especialista informó que se han presentado 297 lesiones, de las cuales las más recurrentes fueron las de tipo muscular, seguidas por los esguinces en tobillo y rodilla y las contusiones; en este sentido afirma que anualmente se registran de dos a tres jugadores con intervención quirúrgica. También dijo, que los datos ayudan principalmente a una correcta planificación del ejercicio, a dar buenas recomendaciones a los jugadores durante los partidos, tener un mejor manejo de las herramientas, proveerles un buen rendimiento físico y, sobre todo, prevenir y dosificar el ejercicio de manera correcta para evitar lesiones en los entrenamientos.

“No es posible impedir todas las lesiones en este deporte debido a que es de contacto, sin embargo, se pueden otorgar mejores entrenamientos para fortalecer las zonas donde hay mayores probabilidades de daño”, Takeshi Aoyama Núñez explicó.

El especialista ha tomado mucho interés luego de que en el pasado año 2010, tomara el puesto como médico del equipo y le llevó 11 meses para llevar a cabo la rigurosa investigación. Durante 8 meses estuvo en temporada y los tres meses siguientes en temporada regular.

Es bien sabido que investigaciones en México de este tipo, son nulas, la poca información respecto a las lesiones y etapas siguientes luego a estas en los deportistas con problemas de rehabilitación, son inexistentes, a lo que Takeshi Aoyama Núñez, se ha ocupado de las investigaciones en el equipo de Pumas, pero es de suma importancia y necesario llevarlo a nivel nacional e integrando a todos los equipos de la Onefa, al respecto Takeshi Aoyama dice,  “no hay una estadística en el país, ni conocimientos sobre la frecuencia de las lesiones; lo que se hizo fue con Pumas, sin embargo, lo ideal sería llevarlo a cabo a nivel nacional, integrando a todos los equipos de la Onefa”,

Solo un puñado de universidades como podemos imaginar, en la Autónoma de Nuevo León o el Tecnológico de Monterrey, se llevan a cabo este tipo de estudios pero, sin compartir los resultados ya que la información es interna a lo que Takeshi Aoyama opina, “Una investigación en conjunto con estas Instituciones permitirá un mejor cuidado para que los estudiantes no sufran lesiones y acaben con secuelas, ya que hay que tener en cuenta que es un deporte amateur y no viven de esto”

Estoy totalmente de acuerdo con Takeshi Aoyama, las instituciones que permiten la participación de deportistas amateur en sus instalaciones, sean estos internos o no, deberían tener un seguimiento en caso de lesiones físicas importantes sobre todo, contar con un seguro médico que se haga responsable de dichas lesiones, ya que los jugadores no son atendidos como se debe. Un caso que conocí recientemente es el de Maria Fernanda Cardona Morales, es jugadora con el número “30” en la categoría Juvenil AA, ella juega posición ofensiva como receptora en Pumas Acatlan en el Estado de México. Un par de meses atrás, tuvo una lesión de fractura de tibia derecha, por lo cual fue atendida de emergencia e intervenida quirúrgicamente por el seguro médico que proveen sus padres para ella en ISSTE, este problema la ha tenido desde entonces en cama y perdió el primer semestre ya de universidad, a lo que la institución, no se ha hecho responsable por los gastos médicos ni terapia de la jugadora, lo que nos lleva a… “Las estadísticas no existen” y por ende nos hacemos la pregunta, ¿si los equipos no dan un seguro médico a sus jugadores que resguarde la integridad, salud y mucho menos dan seguimiento de las lesiones en ellos, de cuántos jóvenes jugadores lesionados con secuelas graves estamos hablando en el país?. Creo que es una pregunta que las autoridades deben responder y rápido, porque se encuentran casos como el de Fernanda Cardona, creo yo, miles y son totalmente aislados, por lo tanto, apremian acción.

Síganme en twitter @azenetfolch

Fuente El Uiversal.