El corredor de los Denver Broncos Knowshon Moreno, muestra que querer es poder.

Una pregunta hecha por Around The League, respecto a ¿qué es lo que sucede con un corredor cuando al realizar su trabajo y los cazadores de pases están al acecho, a causa de las ofensivas en exceso agresivas para escalar puestos, ya que en ellas se incrementa el porcentaje de probabilidades de lesiones y por ende la facilidad de los jóvenes jugadores a escalar a la cima de la pirámide en la NFL?, a lo que Knowshon Moreno respondió.

“Todo el mundo tiene sus propias cosas que tiene que superar en la vida, su propio viaje, y mi viaje ha sido algo especial”, dijo el corredor. “Aprendí de todos los errores, aprendí de todos los buenos tiempos y de los malos tiempos y simplemente crecí con todas las oportunidades que recibí”.

“Conmigo, las lesiones definitivamente jugaron un papel para no estar en el campo y no ser productivo en ese aspecto. Yo solo quería tener mi cuerpo de vuelta saludable y asegurarme de estar en el campo para ayudar de cualquier manera posible”.

En el año 2009 en la selección número 12 en el Draft, Moreno se ganó ser titular del número 22 en sus  primeros 29 juegos, solo que el destino nos juega en contra a veces y Moreno obtuvo una ronda en la que tuvo que soportar una racha de esas y por un desgarre en el ligamento anterior cruzado en 2011, se quedó atrás y desgraciadamente cayó en el orden del grupo de corredores.

Moreno llegó al punto más bajo de su carrera en el transcurrir de cinco años y en la primera mitad de la temporada 2012, luego de ser designado inactivo a pesar de estar saludable en el día de los juegos, el corredor la pasó viendo todo lo que sucedía tras bambalinas.

“Cada año es diferente, uno enfrenta adversidades diferentes. Cada año tienes que competir, también”, dijo el jugador. “Tienes que batallar todos los días, competir para hacerte mejor para hacer tu equipo mejor, y luego seguir desde ahí. En realidad no se puede controlar más que eso, que el esfuerzo que das y ver a dónde te lleva”.

Pero algo lo aguardaba, su esfuerzo rindió frutos de nuevo. Peyton Manning y el entrenador John Fox voltearon a verlo, esto por aprender sus asignaturas y estar en el lugar correcto en el momento correcto.

“Manning, me enseñó cómo ser un profesional”, explicó Moreno. “El tipo viene a trabajar todos los días listo para ello; él viene preparado, estudia, ve los videos. Eso se contagia, y es lo que nos pone en esta posición, solo el trabajar duro todos los días y ser mejores”.

Esta es una muestra de cómo es que Knowshon Moreno ha trabajado duro por su lugar, cómo la entrega y el poder interior lo hacen creer en él mismo para seguir adelante, pese a todas las derrotas que lleve a cuestas, porque para el jugador, son enseñanzas de vida, son una fórmula probada que sin duda lo llevará muy lejos y que muestra a todos que el hecho de trabajar duro por lo que queremos, aunque en el camino nos tropecemos, lo lograremos porque al final, todo en este mundo tiene su recompensa.

Síganme en twitter @azenetfolch

Fuente, NFL en español de Univisión.