Enomoto se gana la vida como taxista y su pasatiempo es la fotografía y ¡hey!, no lo hace nada mal.

“Yo trabajo como taxista en Yokohama. Siempre pongo cámaras a mi lado y disparé varias escenas de la ciudad, una tras otra, mientras que estoy en busca de un pasajero. Las personas que van y vienen en una ciudad y no sólo eso, diversos componentes que forman la ciudad, éstas se convierten en el tema de la fotografía “, dice Issui Enomoto.

Las tomas son geniales, cada una cuenta una historia, la gente que pasa, los autos, el lugar en sí, son algo interesante de observar con mucha atención.

Síganme en twitter @azenetfolch