La nueva creación de Google, lentes de contacto que ayudan a sobrellevar de una forma más fácil el padecimiento de los pacientes con diabetes.

El encargado de los proyectos más ambiciosos como los globos en la Internet, o el auto que se conduce por sí mismo, tiene algo nuevo para gritar al mundo, ¡soy el maestro de la innovación!. Google ha creado lo que solo pudimos imaginar anteriormente y que sucedía en las películas de ciencia ficción y esto es, un lente de contacto que ayudará a verificar el nivel de glucosa en las personas diabéticas o bien,  prevenir este desorden que afecta a una de cada 19 personas en el mundo.

Se sabe que la diabetes es un desorden glandular propio del páncreas que no permite procesar los alimentos por falta de insulina y llega a desarrollarse en algunas personas de forma una difícil de controlar y cada vez son más las empresas y laboratorios que buscan analizar esta condición ya sea a través de la saliva,  en juguetes para niños o con la ayuda de nanoparticulas. Por ello, laboratorio Google X, que es el encargado de los proyectos más ambiciosos y descabellados del planeta como los conocemos, desarrolló un lente que integra electrónica diminuta, estoy hablando de micro circuitos y sensores del tamaño de los cristales pequeños de diamantina y una antena que tiene el grosor  de un cabello, este ayuda al diagnóstico de la salud del paciente al analizar, de manera precisa,  la glucosa en las lágrimas.

El lector de Google mediría la glucosa en el líquido producido por los lagrimales y utilizaría un chip inalámbrico junto a un sensor miniaturizado de glucosa; integrados entre dos capas del lente. El prototipo puede detectar una vez por segundo el estado del paciente, además de que se pretende integrar luces LED de tamaño mínimo que se activarían en caso de que el nivel de glucosa sea muy alto o muy bajo, de forma que el usuario o alguna persona que le acompañe pueda ser alertado.

En una publicación en su blog, Google afirma que aunque algunas personas pueden usar un sensor avanzado que se porta debajo de la piel para averiguar el nivel de glucosa, la mayoría tiene que pincharse el dedo y depositar una muestra de sangre en un lector, lo que es molesto y doloroso. Por ello, algunas personas evitan hacerlo frecuentemente.

Google está en pláticas con la FDA, que es la agencia que regula este tipo de avances para el uso humano y aunque todavía no hay un plazo establecido para su comercialización al público, es una idea maravillosa.

Una buena noticia para las personas con este padecimiento que necesitan constante observación de su salud. ¡Bien por Google!

Síganme en twitter @azenetfolch