Figuras solitarias en un contexto increíble y extraordinario.

Amé las fotos de Martin Vlach, ellas generan una sensación de melancolía indomable pero sin llegar a ser tristes, es más bien un episodio de sueño donde el fotógrafo involucra ballenas que vuelan en un fondo color gris y blanco.

Cuando miré las fotos por primera vez se me han hecho tan familiares, que casi puedo sentir como si Vlach se metiera en mi cabeza y arrancara todo lo que tengo allí y los transformó en imágenes casi nítidas de lo que suelo tener en la mente cuando duermo, con todo eso de la bruma y el ambiente oscuro y lúgubre que te arranca un ¡wow!.

Te dejo con algo de las mágicas imágenes de Vlach y la URL de su trabajo que muestra vía Flickr.

Síganme en twitter @azenetfolch