Desde Nueva Zelanda el genial arte de Paul Walsh.

Te puedo asegurar que jamás te imaginaste que las cajas utilitarias se vieran de la manera en que Paul Walsh las ha transformado.

Nueva Zelanda tiene una nueva cara en las calles, ya que el artista Paul Walsh va por ahí haciendo de las suyas con su street art que es bastante fresco y cool. Después de ganar el reconocimiento local por un mural llamado Grumpy Cat que él creó, el ilustrador y diseñador web superdotado fue abordado por Chorus. Esta es una empresa que opera la red móvil de Nueva Zelanda, ellos ocuparon el talento de Paul Walsh para embellecer sus gabinetes DSL.

Como la empresa no ofreció pagar al artista, Walsh lanzó la campaña PledgeMe, para financiar sus esfuerzos.

Walsh estableció una meta de $350 dólares y los que estaban del lado de Walsh, lograron recaudar la cantidad de $1,300 dólares, ¡nada mal!. Lo que sucedió con la recaudación es que el artista pudo tomar un descanso de su trabajo de día y dedicar esas horas para realizar las pinturas en las cajas, en este momento él ha pintado ya 5 cajas de servicios públicos, cada trabajo se lleva un aproximado de 2 a 5 horas para terminarlo y creo que la satisfacción que le queda al artista es importante. Las cajas se ven geniales y su nombre se encontrará plasmado por todo Auckland.

Síganme en twitter @azenetfolch