Nada más triste que ver de lo que te perdiste y este es el caso de Tom Brady.

El desánimo ha llegado hasta, quien no se siente con muchas ganas de mirar por televisión el Super Bowl. El quarterback de Patriotas de Nueva Inglaterra aseguró que no verá este 2 de febrero a los Broncos de Denver y Halcones Marinos de Seattle, disputándose el Vince Lombardi del Super Tazón.

“No tengo mucho interés en mirarlo, sinceramente. Esos partidos son difíciles de ver. No me puedo imaginar sentado en un sofá disfrutando de un partido de fútbol americano. Nuestra temporada ya terminó. No tendría ánimo de mirar un juego, es mi sentir”.

El pasado domingo Los Patriotas fueron eliminados por los Broncos en la final de la Conferencia Americana.

Desgraciadamente es un trago muy amargo de pasar y es entendible, a final de cuentas el trabajo de toda una temporada reducido a cenizas es lo que baja el ánimo  a los jugadores sin contar el recordatorio de las pérdidas millonarias que implica no llegar a la meta que se propusieron.

Síganme en twitter @azenetfolch