Una obsesión que se volvió una forma de vida.

La pasión por las bicicletas llevó a Lorenzo Martone a hacer un sueño realidad, luego de que recibió su primer bici en la Navidad del año 1985, la cual llamó “Fina”, que en portugués significa “flaco”.

Al pasar del tiempo, 28 años después, nace una empresa llamada Martone Ciclismo Co. la cual inicia como empresa de bicicletas impulsando la moda en el modelo de crucero, con una clara declaración audaz que atrae a los fans y no los culpo, son realmente fantásticas.

La cadena de firma roja, es el distintivo que coloca la marca en la mente de las personas, una cesta con un estilo increíble y tijera disponible para hombre o mujer, hace del diseño de Lorenzo Martone un artículo hermoso.

Puedes elegir entre cinco colores distintos, rojo, oro, blanco, plata y negro.

El sistema de engranajes innovador Duomatic, se ajusta automáticamente y cambia las velocidades de acuerdo al nivel de marcha en la que estés conduciendo la bicicleta.

Te dejo con algunas imágenes.

Síganme en twitter @