Tal y como lo venía mencionando el Tuca, el día de ayer en el estadio azteca nos dimos cuenta que ese jugador número 12 fue el árbitro  y no chucho Benítez.

Paul Delgadillo se encargó de reavivar la polémica tras marcar un penal inexistente al América y perdonarle otro. Tras esta deplorable actuación del central el capitán del León, Rafael Márquez, hablo del malestar que sentía en la derrota de su equipo ante el América 1 gol a 0 en la cancha del estadio Azteca con una mala actuación del árbitro.


El multi campeón expresó:
“Sí, eso me queda clarísimo que cuando alguien tiene el poder para perjudicar al contrario sin lugar a duda lo hace y aquí yo creo que falta un poco más de humildad al trabajo y de honestidad al trabajo, yo creo que eso habla mucho del profesionalismo de cada quien pero hay veces que algunos no lo tienen pero bueno, uno ya no puede decir nada porque luego vienen las súper multas”

Queda claro que este jugador número 12 siempre ha estado con los azul cremas, no es de ahora. Nos podemos remontar años atrás y dicha polémica siempre se ha generado.

Lo que hay que apuntar es el bajo nivel del arbitraje mexicano, y lo peor es que Chiqui Marco representará al futbol mexicano en el mundial de Brasil.

Esperamos que no haga algo vergonzoso expulsando a Messi o a Crisiano, siempre suele pasar que el ego y el protagonismo de los árbitros sale a relucir.

Dios nos proteja de Chiqui Marco en el mundial.