Frank Darabont desarrollador de la afamada serie de televisión The Walking Dead ha presentado una demanda contra AMC, canal estadounidense de televisión por satélite y cable responsable de la transmisión y derechos sobre la serie.


AMC decidió despedir a Frank Darabont después del fin de la primera temporada por lo que el escritor demandó a la empresa por incumplimiento de Contrato, lo que trajo consigo pérdidas económicas fuertes.

Darabont es conocido por películas como Cadena Perpetua y La milla verde, director y guionista fue apartado del equipo de dirección, producción y creación. Ahora reclama indemnización por las ganancias que se obtuvieron de la explotación de la obra sobre la cual goza derechos de autor.

En la demanda Frank Darabont argumenta que con la finalidad de disminuir el pago de regalías a los autores de la obra, AMC otorgó una licencia para la explotación a su propio canal de televisión, como expone en su defensa Frank:

“Licencia artificialmente baja para transmitir el show. El único objetivo de esta transacción falsa es aumentar las ganancias de la compañía al disminuir los ingresos que van al pool de fondos de los participantes de las ganancias”

El director pactó con la cadena que llevaría a cabo la primera temporada solo después de obtener garantías por parte de AMC, incluyendo un compromiso a cargo de la cadena de pagar regalías por la explotación de la licencia equivalente a si la explotación fuese con una compañía independiente (mas caro)

AMC no respeto el acuerdo y se negó a determinar el porcentaje de regalías en el que señala los beneficios para los participantes incluyendo a Darabont, con el pretexto de esperar a estudiar el desarrollo de la serie.

Darabont asegura que AMC impuso tasas de licencias extremadamente bajas. En la red se habla al respecto diciendo que MAD MEN perteneciente a AMC, producida por un tercero y con un 75% menos de volumen de audiencia, los integrantes reciben como pago tres millones de dolares por episodio mientras que THE WALKING DEAD con el gran volumen de audiencia reciben como pago un millón y medio.