Warner Bros ha sido demandada ante los Tribunales de Nueva York por los autores de EL HOBBIT los hermanos Bob y Harvey Weinstein, ya que alegan merecer regalías sobre las partes 2 y 3 de la película.

Según la demanda presentada por los hermanos, la venta de los derechos de la obra El Hobit incluye pagos de regalías por todas las películas derivadas o mejor conocidas como segundas y terceras partes. Warner decidió hacer una división de El Hobbit en tres partes.

La Cesión de Derechos realizada por Miramax propietaria de los derechos de los libros, fue pactada por el 5% de las ganancias obtenidas de cada película, por lo que ahora Los Weinstein piden una compensación de 75 millones.

En la demanda de específica que las tres partes de la película son parte de una misma grabación que se fragmentó  para su comercialización.

Warner ha respondido tajantemente diciendo que lo pactado fue por la primera película de la trilogía.