Un auto que se adapta tal como los insectos lo hacen al medio ambiente.

Un coche futurista que se basan en fenómenos biológicos de adaptación y haga posible la conmutación entre un vehículo autónomo con una máquina manual, es claro que Mazda ha dado un salto al futuro con él.

En el Design Challenge 2013 en Los Angeles Auto Show se tituló a este hermoso diseño “Biomimicry & Mobility 2025: Nature’s Answer to Human Challenges.”

Se pidió a participantes de estudios de diseño crear una “experiencia de vehículo que utiliza la biomimética para aumentar la eficiencia de nuestra capacidad humana y mejorar la movilidad”.

Por el momento no hay más detalles de las características finas del

Mazda Auto Adapt, pero estaré muy al pendiente de la información al respecto de este flamante concepto.

@azenetfolch