Un centro de reproducción asistida utiliza un método novedoso para mejorar la calidad de vida en el proceso mismo de fecundación consistente en sonar música en las incubadoras de óvulos.

Laura y Marta son los nombres de las pequeñitas que desde antes de nacer, la música ha jugado  un papel importantísimo en su vida, gracias a ella su desarrollo ha caminado por vías saludables.

El novedoso programa denominado +D+i  fue realizado en el Institut Marquès de Barcelona y consiste en aplicar micro vibraciones musicales en las incubadoras de embriones donde los óvulos se encuentran antes de ser fecundados.

Es conocido que poner música cerca de la panza de la embarazada influye en los bebes de una manera positiva para la salud, ahora imaginemos que éstos beneficios se adquieren aún antes de ser fecundado un ovulo.

La principal responsable de éste proyecto es la Dra. Marisa López-Teijón, jefa de Reproducción Asistida del Institut Marquès quien habla al respecto:

“El estudio que presentamos en el congreso lo hicimos con 114 parejas [de España y otros 16 países], pero ahora lo estamos aplicando en todos los casos. Ya hay cientos de mujeres embarazadas en los que se ha utilizado la música”

Al ser una reproducción asistida se carece del ambiente materno, sin embargo éste método a través de las vibraciones que produce la música simula el movimiento que tiene el ovulo en el cuerpo de la mujer, aumentando la tasa de fecundación en un 5%, siguiendo la explicación en voz de la experta López-teijón:

“Es un cifra muy importante. Algunos investigadores señalan que su mecanismo estriba en los cambios que genera en el ARN mensajero, otros apuntan a modificaciones en los niveles de calcio intracelular o en alteraciones en la regulación de los factores de crecimiento. Sin embargo, nuestra teoría es que la vibraciones que genera la música simula el movimiento que tiene el óvulo en el cuerpo de la mujer y ese movimiento genera un reparto más homogéneo de los nutrientes que necesita y además evita que se acumulen los productos tóxicos”

Los estudios no paran aquí, se tiene planeado averiguar los beneficios que trae consigo la música en la etapa de la evolución de los embriones y hasta incluso aquellos si la mujer embarazada escucha música.

MÚSICA

“No toda la energía sonora genera los mismos efectos en los organismos vivos. Diferentes frecuencias de onda o de organización armónica del sonido puede ejercer distintos resultados, es decir, que no es lo mismo la música que el sonido”, López-Teijón.

Entonces ¿qué música conviene poner a los óvulos, embriones o a la mujer embarazada?


“Son de tres clases: música clásica, heavy metal y pop… No hemos visto diferencias en función de si se emplea una música u otra”

Explica Carolina Castelló, embrióloga directora de los laboratorios FIV del Institut Marquès.

LOS PADRES

Los padres de éstas dos pequeñas señalan que no sabían del método que se había utilizado en sus bebes hasta que el estudio fue publicado, sin embargo la influencia musical se notaba en forma especial:

“Nos lo dijeron cuando las niñas ya habían nacido. Nos hizo mucha gracia saber que la música favoreció su fecundación porque ya habíamos comentado lo mucho que le gustaba la música a Marta desde que nació, y Laura deja de jugar para escuchar mejor cuando suena una canción que le gusta”

Contentos con los resultados de la ciencia aplicada, dicen que después de 15 meses sus niñas no han presentado enfermedad alguna. Su madre Lorena habla de la experiencia de ser madre de éstas bebes musicales

“Ha ido todo muy bien. Ha sido un año de cambios. Es una experiencia nueva, extenuante pero muy ilusionante, al mismo tiempo”

Así que corre la voz, la música favorece la salud.