Una triste historia de la que nadie estamos exentos de pasar por ella.

Noé es un pequeño de 7 años de edad, él fue diagnosticado con Cáncer a la corta edad de 4 años. A Noah le detectaron LMA, que es una forma agresiva de leucemia. Su nombre científico es  leucemia mieloide aguda o también conocida como LMA, es un tipo de cáncer producido en las células de la línea mieloide de los leucocitos, caracterizada por la rápida proliferación de células anormales que se acumulan en la médula ósea e interfieren en la producción de glóbulos rojos normales. La LMA es el tipo de leucemia aguda más común en adultos y su incidencia aumenta con la edad.  Aunque la LMA es una enfermedad relativamente rara a nivel global, es responsable de aproximadamente el 1,2% de las muertes por cáncer en los Estados Unidos, y se espera un aumento de su incidencia a medida que la población envejezca.

La LMA es tan agresiva que puede matar a la persona que la padece hasta en semanas y aunque es una enfermedad potencialmente curable,  sólo una minoría de pacientes son tratados con la terapia actual. El tratamiento inicial consiste en la administración de quimioterapia, cuyo objetivo es inducir una remisión de las células cancerígenas. Algunos pacientes pueden llegar a recibir un trasplante de médula ósea, si se logra encontrar alguna persona compatible. Actualmente, la investigación relacionada con la LMA se está centrando en elucidar la causa de la LMA, en la identificación de mejores marcadores de diagnóstico, en el desarrollo de nuevos métodos para detectar la enfermedad residual tras el tratamiento, en el desarrollo de nuevas drogas y de terapias dirigidas a blancos específicos.

La razón por la que Noah es el protagonista de la fotografía del antes y después del cáncer es porque él ha sido un guerrero en todo sentido. La batalla de este pequeño no ha sido nada fácil y no puedo ni imaginar el infierno que pasó, porque nadie sabemos lo que los demás traen cargando a cuestas, sólo es que creo fervientemente que Noah es un ser humano muy valiente luego de saber que hubo un 50/50 de probabilidades de supervivencia en su existencia.

Hoy, luego de una batalla encarnizada con la muerte, Noah desea propagar un mensaje de esperanza con esta fotografía que muestra una frase que dice,  “My Life is Proof.” Creo que todos en este planeta tenemos una prueba de vida, para algunos cuantos, la prueba es tan fuerte que el resto no podremos jamás dimensionar el esfuerzo que hicieron para lograr superarla. Alguna vez he escuchado decir que las pruebas más fuertes son únicamente para las personas que pueden superarlas, porque los débiles, suelen quedarse en el camino a llorar hasta que mueren y esto es verdad, Noah nos muestra con una sola imagen a través de un verdaderamente poderoso antes y después el viaje que él tuvo que hacer para poder atravesar por el umbral de la dolor, esperanza y finalmente salir triunfante, se nota en su mirada y sonrisa.

El Children’s Cancer Center en el  Batson Children’s Hospital,  es donde Noah recibió su tratamiento de manos de  un equipo especializado de médicos, enfermeras y profesionales de la salud,  que han comenzado a compartir la historia de Noah. En un esfuerzo por difundir el conocimiento de la prueba rápida para la detección del cáncer, la cual implica un sencillo pinchazo del dedo, que determina si un niño padece la enfermedad y difundir un impulso de optimismo.

La fotografía de Noah se comparte en una campaña de esperanza que afirma enfáticamente, “My Life is Proof.”

Te pido que compartes la historia de Noah para difundir la importancia que tiene el detectar el cáncer a tiempo, recuerda que es la única manera de salvar la vida de quien lo padece.

Te dejo el enlace de Children’s Cancer Center website

@azenetfolch