Seguro recuerdas al aclamado fotógrafo Steve McCurry y su famosa fotografía de National Geographic, Sharbat Gula, la muchacha afgana en el campamento de Nasir Bagh refugio cerca de Peshawar, Pakistán, 1984.

Yo era pequeña aún y recuerdo a la perfección que al mirar la hermosa imagen de la revista  National Geographic de Steve McCurry que se encontraba en absolutamente todas las tiendas de revistas de mi ciudad, cambió mi vida. Mis memorias son de mi parada frente a un aparador de una tienda restaurante y quedé helada al mirar aquellos ojos maravillosos de color verde que miraban fijos, pareciese que me llamaban y me decían que me contarían una hermosa historia y yo imaginaba que la chica detrás del manto color marrón era ¡hermosa! y pedí a mi madre que me comprara aquel ejemplar, acto que me creó un verdadero vicio por la fotografía. Luego de muchos años encontré la revista de nuevo en algún sitio donde vendían ejemplares viejos y me di cuenta que esa imagen marcó mi vida por completo, aquella mujer se me hizo una de las más hermosas del mundo y me acercó por completo a la fotografía. Ahora luego de conocer la larga historia del fotógrafo Steve McCurry y después de 30 años de disparos de su fabulosa cámara, por primera vez, McCurry comparte las historias detrás de sus imágenes icónicas en este libro en el cual, dentro encontrarás 14 de sus trabajos más importantes como viajes en tren en la India (1983), la difícil situación del pueblo tibetano (2000-6), y los efectos del monzón (1984). Traído a la vida por más de 100 fotografías en color, el libro también contiene documentos de viajes nunca antes vistos, incluyendo revistas y mapas que proporcionan al lector una experiencia más profunda y más rica.

El libro fue titulado American Photo y tiene una gran entrevista con McCurry donde discute el estado actual de la técnica de la fotografía, que seguramente si eres fotógrafo aficionado como yo y autodidacta te va interesar al igual que si eres un estudioso erudito del tema.

 “En este género la fotografía de la calle que está presente en el momento, es una especie de cliché tal vez, pero en ese momento su mente está ocupada por el aquí y ahora, los sonidos, los olores. Realmente se puede mirar y ver las cosas tal como son. ¿Cuándo fue la última vez que fue a dar un paseo por su propio bien sin una agenda? Incluso cuando usted tiene la cámara, la primera cosa que hay que hacer es estar en un marco particular de la mente . No es que usted tenga que salir y fotografiar algo. Tiene que ser un proceso natural, una curiosidad de apreciar el mundo en que vivimos Conforme pasa el tiempo, empezamos a ver las cosas de otra manera “. Dice McCurry en un fragmento de su entrevista.

Todas las historias que cuenta McCurry para mi son fascinantes, creo que cada trozo de tiempo congelado tiene detrás de sí, un simbolismo único para el ojo de McCurry que puede detectarse a simple vista, cosa que no cualquier poseedor de una cámara tiene.

Te dejo con las hermosas imágenes de McCurry y el link del sitio American photo y conoce la entrevista al fotógrafo.

http://www.americanphotomag.com/photo-gallery/2013/11/interview-steve-mccurry-changing-world-and-state-street-photography