Yo creo que todos quisimos que en nuestro tiempo, los juguetes hicieran la mitad de lo que este amiguito puede hacer.

A cada giro que da nuestro planeta, las comunicaciones digitales avanzan, crecen y se integran más personas a estas y lo más interesante es que cada vez son más pequeños y para estos consumidores mini se ha creado Toymail, que es un juguete conectado Wi-Fi que permite a los padres de los niños hablar con sus hijos remotamente a través de una aplicación para teléfonos inteligentes con su mensaje hablado.

La idea de crear Toymail es inyectar un poco de diversión en las interacciones digitales padres e hijos, y dar a los niños la oportunidad de jugar con los juguetes físicos en lugar de ser absorbidos por las pantallas y los teléfonos tan pronto ¿no es una gran idea?.  Hay una opción de cinco carteros Toymail diferentes, que se han diseñado para que parezca un cruce entre un buzón y un animal ¡nice!.

Toymail no es el primer objeto conectado cutesy que puede transmitir mensajes de forma remota dado que anterior a este existió la  desaparecida Nabaztag. Los carteros de Toymail también tienen alguna estrecha relación con la pequeña impresora con la que cuenta el juguete y a pesar de que ese aparatito produce en serie de diminutos rollos de papel entintado con mensajes, los mensajes de el cartero Toymail son principalmente por audio.

Toymail permite conversaciones, no sólo transmite, sin embargo. Los niños pueden pulsar un botón en la parte posterior de su Mailman para responder al último mensaje recibido con la respuesta de los niños entregados para su reproducción en la aplicación. Sólo pocas personas aprobadas a través de la aplicación el Toymail, son capaces de conectarse a la Mailman, los extraños al azar no van a ser capaces de enviar mensajes, por lo que puedes estar tranquilo como usuario.

Y si te has quedado sin palabras que decir, hay un servicio diario Toymailer en el que puedes inscribirte para que le envíe un mensaje de diario por medio del juguete, saludando a tu hijo en tu nombre y cantar una canción o compartir un hecho real o enviar una cita para tu pequeño.

La mitad del equipo creador de la Toymail, la empresaria y MIT, la  alumna Gauri Nanda , se le ocurrió la linda pero diabólica  Clocky: que es un reloj despertador con ruedas para que pudiera deslizarse  fuera de tu alcance y te obligan a arrastrarte fuera de la cama para apagarlo.

Toymail ha llevado a  Kickstarterla fabrica de los grandes soñadores  para tratar de recaudar 60,000 dólares para obtener que Toymail salga al mercado. Faltan 17 días para que termine la campaña, así que si quieres ayudar, hazlo ya.

Cada Mailman cuesta $ 50 Dólares en  Kickstarter, y la aplicación iOS es gratis (una aplicación para Android está prevista), hay un costo de socio para el uso continuo de Toymail. Los padres tendrán que comprar los libros virtuales de sellos para enviar mensajes a los juguetes. Cada sello es válido por un mensaje, y un libro de 50 sellos cuesta $ 0,99 dólares o también puedes comprar  sellos ilimitados por el costo de  $2.99 por mes.

Me encanta la idea que es bastante buena, espero que tengan mucho éxito.

Te dejo el lik en Kickstarter, suena como un muy buen regalo para un pequeñito esta navidad. 

http://www.kickstarter.com/projects/1809098181/toymail-we-send-mail-to-toys?ref=category