La compañía Coreana Samsung ha decidido proponer una solución a la denominada “guerra de patentes” entre las grandes compañías de dispositivos móviles , principalmente entre ésta y Apple.

Debido a la reciente batalla por monopolizar el sector de los dispositivos móviles, las marcas Apple y Samsung han mantenido litigios en mas de 10 países para obtener la titularidad de los derechos de propiedad intelectual sobre las invenciones tecnológicas, que en el mundo del derecho se traducen a las denominadas Patentes.

Entonces Samsung ha ofrecido abstenerse de demandar a los competidores en el mercado ante Tribunales Europeos por disputas sobre patentes. Lo anterior en razón de lo que ha dicho la Comisión Europea Antimonopolio al respecto.

SAMSUNG habla al respecto:

“Samsung está comprometida con licencias justas y razonables de nuestras tecnologías y cree que un enfoque equilibrado a las licencias de patentes promocionará innovaciones para beneficio de consumidores y la industria”






La Comisión ha declarado que las demandas de patentes que ha presentado Samsung violan las normas antimonopolio de la Unión Europea, por lo tanto Samsung tendría que pagar una multa de aproximadamente 18 mil 300 millones de dólares, es por ello que la corporación Coreana decide ofrecer una solución a la guerra de patentes.

La Comisión antimonopolio ha declarado:

“Samsung ha ofrecido abstenerse de solicitar órdenes judiciales por patentes esenciales para móviles por un periodo de cinco años contra cualquier compañía que acceda a un marco de trabajo particular autorizado”





Para dejar claro la voluntad de la chaebol Coreana por poner fin a los litigios y claro, evitar pagar la multa millonaria, ofrece un año de periodo de negociaciones con las empresas que quieran usar patentes y lo mas importante establecer una tasa justa carente de discriminación mediante un tercero que funja como arbitro o incluso un Tribunal.

Estaremos al tanto de lo que suceda al respecto, y observar que tan buenas son las intenciones de Samsung, así como las posturas de las otras marcas ante esta figura antimonopolio.