Los conceptos modulares van y vienen pero de una forma distinta a  Phonebloks, ya que este teléfono está proyectado y estructurado de una forma que no se iguala a ningún.

Siempre me he imaginado un teléfono que posea absolutamente todos los requisitos que el usuario necesita, sin la necesidad de recurrir a otros gadgets y tener dentro de nuestros bolsillos un enjambre de tecnología que provoca que hasta ¡nosotras carguemos con una valija!

La verdadera intención de este gadget es ser un teléfono actualizable con una vida útil y más larga que sus competidores, algo así como la forma en que la identidad de uno persiste incluso cuando sus células individuales se regeneran con el tiempo.

Por supuesto la ambición de base es perseguida para que cada elemento del dispositivo (batería, cámara, pantalla, etc) sea una pieza extraíble.

La base mantiene todo unido y las corrientes eléctricas a funcionar a través de los pasadores o patas que conectan cada bloque a la base. Si la pantalla se rompe, en lugar de comprar un teléfono nuevo, sólo basta  comprar una nueva pantalla y haces clic de nuevo en la base, colocando el repuesto en su lugar. Actualiza los elementos por separados en lugar de todo el teléfono, dependiendo de su uso.

Lo bueno de este diseño es la gran posibilidad de personalizar. Si eres un fotógrafo, actualizar a una mejor cámara y sacrificar un poco de espacio de almacenamiento nunca fue tan fácil.  Si eres aficionado a las películas basta con otorgar más memoria y un altavoz nuevo en caso de descompostura. El diseño está en el lugar, aunque el concepto se ha compartido con escepticismo, ya que de un solo vistazo, parece que arreglar un montón de problemas. Pero, ¿es demasiado bueno para ser verdad?

No parece así, ya que Motorola (que fue recientemente adquirida por Google) ha anunciado una colaboración con Hakken para crear el Proyecto, “Ara”, un nuevo diseño de teléfono de código abierto y la experiencia total de sentir lo que es que no tengas por ningún motivo que reemplazar el teléfono entero. Lo que el vídeo viral Hakken presentó hace unos meses puede estar más cerca de la realidad de lo que pensamos.

Creo que yo sí me veo sin mi iPhone para tener en las manos algo así, ya que uno, no dañamos tanto el ambiente como lo hacemos ahora y dos, el móvil es muy atractivo, parece sacado de una nave espacial rudimentaria y suena con bastante usabilidad, sobre todo porque los componentes son de uso libre o sea, cualquier marca que elijas se acopla a él y se combinan perfectamente en un solo gadget totalmente personalizable.

Te dejo con el video y algunas imágenes que seguro te harán pensar en que ¡Es posible ser bondadoso con el planeta y dejar de lado que todo el gadget quede inservible.