Así empezamos la semana, dando un ejemplo de como si existen archivos legales. Según una investigación realizada por la Northeastern University de Boston alrededor de 10 millones de archivos en Megaupload no violaban derechos de autor.

En el sitio de descargas, no solo se encontraba alojado material violatorio de los derechos de autor, también contenía obras con la titularidad de todos los derechos que la ley otorga sobre las obras intelectuales.

En el estudio realizado por la Universidad, los investigadores encontraron que miles de usuarios con titularidad de derecho de autor se vieron afectados por el cierre del sitio.

Fue el Tribunal Supremo de Nueva Zelanda que ordeno al FBI:

“deberá hacerse cargo de la copia de todo el material secuestrado para ser devuelto al fundador de Megaupload”.




Según el informe al menos 31% de todos los archivos subidos a MEGAUPLOAD violaba los derechos de autor; 10.75 millones de archivos destruidos al cierre de la página eran legales, es decir, no constituían infracción a los derechos de autor. A pesar de encontrar una manera de limitar el libre copiado, existen autores que se oponen a estas restricciones y es precisamente ese contenido el que se reclama por retirar de la red, incluso violando las leyes de derechos de autor promovidas por las mismas Autoridades responsables del cierre de sitios.