Los recuerdos que evoca Marcos Nixon con su colección de fotografías, es inigualable.

Al pasar de los años, recordamos con amor un juguete que siempre nos acompañó en todo momento, ese amigo inseparable que por alguna causa tomábamos como nuestro confidente y mejor amigo que tal vez si lo conservas hoy, luzca como las imágenes del retratista Marcos Nixon.

El reconocido y galardonado fotógrafo ha creado una serie de fotografías bastante inusual de adorables animales de peluche que por lo que se puede apreciar, estos fueron muy amados a lo largo de sus vidas y hoy lucen desgarrados, decolorados y parecería ser, muy tristes, lo cual me parece ser verdad porque a medida que han transcurrido los años, luego de dar todo su amor y dedicación, estos tristes animalitos han sido abandonados en una caja o un rincón.

Podría imaginar que sentimientos vienen a ti al mirar esta tierna serie de retratos pero estoy segura que despertara muchos sentimientos que tienes guardados por ahí dentro de tu corazón, como Nixon cree: “Cuando uno ve estos ositos y conejitos con las narices que faltan deshecha y relleno, no se puede dejar de pensar en volver a la infancia y sus primeros compañeros que nunca pidieron nada y dieron mucho de nuevo.