El facepainting es transformado en arte por Valeriya Kutsan.

Es obvio que la tendencia tardará un poco en tomarse en cuenta para nombrarla arte como tal y ganar respeto entre el mundo de la pintura, pero a decir verdad, bien se merece la admiración de cuantos ojos se posen en su excelente y preciso trabajo.

Artistas como la rusa, Valeriya Kutsan, se han convertido en pioneros de esta tendencia dando paso a una dirección poco usual en la cual depositan esperanzas y es claro que lo tiene merecido puesto que es un gran trabajo el que se realiza.

Con nada de convencionalidades en lo que estás a punto de ver en un lienzo humano, Valeriya Kutsan nos da una muestra de su innegable habilidad, ¿cómo llegó a hacerlo?. Kutsan se asoció con el fotógrafo Alexander Khoklov y la  experta postprocesamiento Veronica Ershova. Kutsan ha utilizado una extraordinaria variedad de técnicas para pintar las caras de los modelos, su meta es llevar las obras planas bidimensionales de artistas famosos del siglo 20 a rostros humanos.

Me llama mucho la atención la obra donde el rostro de la modelo está cubierto de puntos Ben-Day, he visto imágenes de facepainting emulando alguna obra de pop art en la red y ninguna, repito ninguna, con tanta precisión como esta, muy al estilo de Roy Lichtenstein que Valeriya Kutsan ha palsmado en el rostro de una bella modelo.

Collages de color, pixeles, acuarelas que escurren, todo en pro de dar un sabor distinto y desgraciadamente efímero al arte, hacen que las obras de Valeriya Kutsan en rostros y la primera colaboración de Kutsan con Khoklov, sea deslumbrante, aunque esta no es la primera colección de la artista. Anteriormente Kutsan y su equipo optó por realizar una serie de impresiones monocromáticas titulada, Weird Beauty, que consiste en rostros de modelos revestidos de color blanco que a continuación, son transformados en relieves complejos en combinación con el color negro que crean obras variadas que van desde códigos QR para los diseños de circuito, símbolos de Wi-Fi y logotipos corporativos, hasta la distintivas “G” de Google.

En el trabajo de este fantástico equipo se nota la dedicación y el esmero con el que impulsan los sueños sumergidos, que luego se materializan en las caras de los modelos que utilizan para hacer su trabajo y están hechos con tanta perfección que les auguro mucho éxito.

Te dejo con el sitio de Kutsan que te aseguro te va a fascinar, con algunas imágenes y un video.

http://www.kutsanvaleriya.com/