Se celebró la primera audiencia pública en el Senado de la República para conocer las distintas voces en cuanto al famoso Acuerdo Comercial Antifalsificaciones ACTA, en el que figuran argumentos en favor de derechos autorales cuyo objetivo es frenar el libre intercambio en internet de obras protegidas. 


Agustín Ríos,  presidente de la Asociación Mexicana de Internet menciono que México es uno de los países en el mundo que respeta los derechos de autor, haciendo énfasis en la protección que otorga la ley a las obras musicales. También dejo claro que no hay nuevas formas de piratería en la red, es decir que la información, imágenes, vídeos, documentos, musica, son de “dominio publico” en el sentido de que ésta a disposición de todos sin limitantes.  

En contra del ACTA se pronuncio Alejandro Bisanty Baruch, presidente de la Asociación de Internet de México quien destaco que tanto empresas como autores han empezado a llevar acabo nuevos modelos de negocios basado en la idea de compartir libremente. El libre copiado es inevitable, nuevas ideas comerciales basadas en nuevas hipótesis.

El mismo Bisanty Baruch va mas allá en reflexión pues  menciona que el internet es una de las tecnologías que confronta algunas hipótesis en las que se basan los sistemas de protección a los derechos de los creadores.

Es decir la posibilidad de difundir una creación intelectual con la facilidad que permite los medio electrónicos, contrasta con la imposibilidad que caracterizaba a  anteriores épocas de difundir el arte en todo el mundo en cuestión de segundos.

La ley tiene que adecuarse a la realidad pues es su naturaleza, ahora se figura un nuevo horizonte artístico en el que las obras estarán a disposición plena en todo el globo, excepto para  lucrar, para eso  la  legislación seguirá protegiendo los derechos del autor para explotar sus obras, mejor conocidos como patrimoniales.

El artista Reyli Barba quien manifiesta empatía con el ACTA  menciona:

“el arte y la cultura que no son bien remunerados corren el riesgo de desaparecer”.

Yo Jorge León que no simpatizó con ACTA digo:

”El arte que se comparte, crece y desarrolla fomentando la creación de más cultura”