Quién dijo que quería estudiar diseño para no tener nada que ver con la química, está muy equivocado.

El diseñador Tokujin Yoshioka ha hecho una hermosa obra a la cual nombró “Spider’s Thread”. Con ayuda de química ha logrado crear una silla, auxiliandose de hilos para formar el cuerpo y solución mineral para formar el grosor de la silla, ya que lo que hace la solución es generar cristales sostenidos de los hilos que con el transcurrir del tiempo, se agrandan en progresión hasta llegar a lo que ves en las fotos.

Hay tres sillas en diferentes etapas de crecimiento, que dan una idea clara de cómo los muebles progresan a través del tiempo. Yoshioka dice que el proyecto se basa en un cuento tradicional del escritor japonés Ryunosuke Akutagawa, en el que el hilo de una araña representa la esperanza y la fragilidad.

La obra formará parte de una exposición individual llamada, Tokujin Yoshioka_Crystallize, en el  Museo de Arte Contemporáneo de Tokio, la silla cristalina estará disponible para ver hasta el 19 de enero del próximo año. También vale la pena señalar que “Spider’s Thread” es de naturaleza similar a un proyecto anterior de Yoshioka llamada Venus Chair, que involucró sillas forman a partir de cristales sobre un sustrato esponjoso.