La Banda de Ska fue nominada por los premios Grammy Latino por Mejor Disco de Rock, misma que fue rechazada por el grupo dada la naturaleza de la organización y el significado de dichos premios.

Los premios Grammy ofrecen reconocimiento a los artistas que provienen de grandes disqueras, los premios Grammy son entregados por la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación, creada por The National Academy of Recording Arts & Sciences, Inc, asociación en la que las disqueras internacionales tiene gran influencia desde su nacimiento.

Por lo anterior, la banda española considera como no grato la nominación para   los Grammy pues están en contra de las ideologías de las compañías discográficas transnacionales que marcan la pauta en éste tipo de premios.

Ska-P exclama:

“Nos han nominado a los Grammy, jejejeje. Ironías de la vida, ¡que os jodan!, dádselo a Obama, que lo ponga junto al Nobel de la Paz.”



Al respecto conviene atender a un artículo publicado por el escritor, periodista  y diplomático cubano Lisandro Otero titulado El culto al mercado: “Los Grammy y el monopolio cultural.”

“Son los directivos del monopolio (de la industria musical) quienes determinan los gustos, las tendencias, los artistas que deben ser promovidos y las corrientes del gusto público que deben ser atendidas.”