Arte en toda su expresión, es lo que Mark Powell tiene para mostrar.

Mark Powel es un ejemplo claro de que para la expresión artística, no siempre es necesario el estado de la técnica de equipo y tecnología de punta. Hace algunos meses me encontré con un artista graduado, el cual me reprocho ser artista autodidacta, criticó fuertemente la forma en la que pinto y mis técnicas sin bases de estudio, esto no me molestó en lo absoluto, me hizo más fuerte al saber que el talento está sobre la mesa, lo que falta es pulirlo y le agradezco mucho su punto de vista aunque me sigo aferrando a que el verdadero genio creativo es lo que vale y Mark Powel es la reencarnación de que no es necesario contar con los elementos que den fe de lo que pudieses ser, sino que tú mismo eres la herramienta.

Con sede en Londres, Mark Powel es conocido por su hermoso trabajo en lienzos de reuso, es decir, Powel reutiliza viejos sobres amarillentos y arrugados en los que hace su trabajo con un bolígrafo Bic Biro.

Un neoexpresionista por la ideología, Mark Powell,  generalmente dibuja retratos de rostros de ancianos, basando las arrugas del papel para que las formas de los dibujos sean más realistas. Utilizando una simple pluma run-of-the-mill Bic Biro, la obra de Powell muestra retratos tradicionales en un lienzo no tan tradicional.

 “La idea detrás de mi trabajo es el misterio de cada individuo, todos tratamos de describir en vez de expresar algo la mayor parte del tiempo, pero con una cara siempre podemos hacer alusión a algo más. Es una de las razones por las que uso un sobre “.