En México se han llevado a cabo negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico en el tema de Propiedad Industrial, en especial, acerca de las normas que deberán regir en los países negociadores para la autorización de nuevos medicamentos genéricos y biocomparables.

Dentro de las propuestas que se tiene en dichas negociaciones se aceptan la exigencia de la industria farmacéutica trasnacional para que las patentes de sus productos se extiendan cinco años más, en el caso de los innovadores químicos, y 12 para los biotecnológicos.

En la actualidad la protección de la propiedad industrial tiene una vigencia de 20 años para los productos farmacéuticos tradicionales así como los elaborados mediante ingeniería genética.

De acuerdo con el académico y abogado experto, José Luis Cárdenas, que vino representando a Asilfa (organismo que reúne a la industria de fármacos genéricos en Chile), y otros especialistas pudieron hablar abiertamente del tema en un seminario sobre Propiedad Intelectual y Acceso a Medicamentos realizado el viernes en la UNAM, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas. Se explicaron las elevadas barreras de entrada existentes para los genéricos en los países en desarrollo y de los costos que ello significa en términos de acceso a opciones terapéuticas y salud pública, y se expusieron algunos puntos que los expertos llegan a enterarse sobre lo que se negocia en el TPP en la materia.

Dagoberto Cortés, presidente de la Canifarma (Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica) comentó que un sector del organismo está en favor de endurecer el control y las condiciones de propiedad industrial, y otro apoya que se mantenga la vigencia de 20 años de las patentes, para después poder comercializar genéricos y biocomparables. También ha dejado a sus miembros en libertad de participar en las negociaciones del TPP.

La Asociación Mexicana de Laboratorios Farmacéuticos (Amelaf),  señala un aspecto importante a tratar en la controversia: Sí se acepta éste aumento en la vigencia de las patentes, y continúan las dificultades para ingresar al país medicamentos genéricos, significaría que el gobierno federal deberá optar por asegurar a la población el acceso a medicinas eficaces y de calidad, sean con patente o genéricos.

En el ambiente internacional, Estados Unidos viene con el argumento de que se debe impulsar la inversión y la innovación, por lo que  pretenden introducir en el TPP la

“Exclusividad de datos esenciales de los medicamentos innovadores”.

LA AMELAF realizó un análisis de dicha “exclusividad” y dice, consiste  en impedir el uso de la información científica que llevó al desarrollo de los medicamentos innovadores, pues los años de protección aumentarían y los datos no se proporcionarían para la elaboración de medicamentos mas baratos.

La organización médica y humanitaria internacional Médicos sin Fronteras advirtió sobre el riesgo de que la exclusividad se introduzca al TPP. Estaría en peligro lo que ya se ha logrado en México con el aumento en la presencia de medicinas genéricas en el mercado, a precios hasta 80 por ciento más bajos que los originales, de acuerdo con la información oficial.