El Piojo llega al rescate de un barco que se había hundido meses atrás, y que hasta el mismo Justino aceptó haberse equivocado.  Hoy una selección prácticamente americanista  comenzando con el arquero Moisés Muñoz y un total de 10 azulcremas comandan este barco.  

Herrera hace este primer llamado negociando un total de 200 mil dólares por dirigir esos 180 minutos que lleven a México al mundial, para después regresar al América y dejar en desición de los dueños su regreso o no a la selección.

El cruzazulino Jesús Corona, comparte esta convocatoria con Adrián Aldrete, Juan Carlos Medina, Luis Ángel Mendoza, Juan Carlos Valenzuela, Francisco Javier Rodríguez, Paul Aguilar, Miguel Layún,  Jesús Molina y Raúl Jiménez,

Los Esmeraldas del León, están también aportando jugadores como Rafael Márquez, Edwin Hernández, Carlos Peña y Luis Montes, confirmando esa propuesta que se venía escuchando días atrás, donde se planteaba que la base de la selección fuera de americanistas y panzas verdes.

Oribe Peralta, Jesús Escoboza, Lucas Lobos de Tigres, Hiram Mier de Monterrey, Rodrigo Salinas de Morelia, y Aldo de Nigris de Chivas, los 22 jugadores se concentrarán la próxima semana para los juegos ante el Altamira de la división de ascenso el 26 de octubre, y con Finlandia el 30 de octubre.