El pasado miércoles 9, arrancó el  Cuadragésimo primer Festival Internacional Cervantino, celebrado en Guanajuato México,  con Uruguay como invitado internacional y Puebla el nacional.

Durante 41 años se ha celebrado en México uno de los festivales Culturales más reconocidos y con mayor registro de  asistencia en todo el mundo, el reconocimiento del Cervantino es gracias a la mística que encierran los túneles que rodean el aparentemente pequeño Guanajuato, la convivencia entre artistas profesionales y amateurs; habitantes hospitalarios; estudiantes, muchos estudiantes de diversas  universidades nacionales e internacionales.

Todo en conjunto con el arte. En los callejones te encuentras sonando música en vivo, actos circenses, baile, danza,  teatro, pinturas, artesanía, la típica callejoneada guanajuatense.

Éste año, la programación oficial del Festival contará con dos ejes temáticos: El arte de la libertad y Verdi vs. Wagner.

El arte de la libertad: Esta dedicado a honrar a aquellos artistas, de distintas épocas y disciplinas, que se han enfrentado a la violencia, la discriminación o la injusticia, y han reaccionado frente a la adversidad o el miedo a través sus obras, nombres como Viktor Ullmann, prisionero en el campo de concentración nazi de Theresienstadt, a José Bergamín, escritor exiliado tras la Guerra Civil española, pasando por el Sarajevo de Goran Bregovic, la URSS de Prokófiev y Shostakóvich o la Ciudad Juárez de Marcela Rodríguez y Mario Bellatin.

Verdi vs. Wagner: Se ha decidido  celebrar el bicentenario del nacimiento de Verdi y Wagner propiciando un enfrentamiento lúdico entre ellos. El programa incluye obras contrastadas de ambos compositores.

Los invitados mostrarán la variedad y riqueza de sus tradiciones culturales, con artistas y grupos como los cantautores Rubén Rada y Daniel Viglietti, el Ballet del Sodre dirigido por Julio Bocca, los directores de orquesta José Serebrier y Fernando Lozano, el grupo de música antigua Los Tonos Humanos o el chelista Juan Hermida.

Para los que seguimos fuera de Guanajuato, el último fin de semana de Octubre, viernes 25 arranca la clausura del festival, que como es sabido por las voces que asisten con frecuencia, es lo mejor del Cervantino…. Los espectáculos toman ese aire de nostalgia, pues termina por éste año la unión por el arte y la cultura crítica.

Tal y como se menciona en su página oficial:

A 41 años de su creación, el Festival Internacional Cervantino se ha consolidado como uno de los más relevantes del mundo. Gracias a la vocación de quienes han integrado sus equipos de trabajo, es una cita indispensable para la vida cultural de México.

A partir de esta edición, el Festival contará con dos ejes temáticos que guiarán su programa como hilos conductores de una narración en la que podrá involucrarse el público. El primero, titulado El arte de la libertad, está dedicado a honrar a aquellos artistas, de distintas épocas y disciplinas, que se han enfrentado a la violencia, la discriminación o la injusticia, y han reaccionado frente a la adversidad o el miedo a través sus obras. De Viktor Ullmann, prisionero en el campo de concentración nazi de Theresienstadt, a José Bergamín, escritor exiliado tras la Guerra Civil española, pasando por el Sarajevo de Goran Bregovic, la URSS de Prokófiev y Shostakóvich o la Ciudad Juárez de Marcela Rodríguez y Mario Bellatin, los espectadores tendrán oportunidad de seguir el azaroso camino creativo de quien se enfrenta al horror o la barbarie.