Les dejo el capítulo 4 donde se logró algo inexplicable con estos chavitos que me ayudaron a detener el balón y poder entrenar antes de llegar al camp de NFL.