El 18 de Mayo, todo parecía una fiesta para La Piedad, club de futbol de la pequeña Ciudad de Michoacán, pues ganaron como visitante el partido ante Toros Neza, para así lograr el ascenso a la Liga MX.  Múltiples aficionados salieron a festejar, esperando recibir en ésta su ciudad los próximos partidos de la primera división, contra equipos grandes como Pumas, América, Cruz Azul.

Fue entonces cuando los agentes influyentes en el futbol mexicano, aparecieron en la jugada: empresarios, dueños de los clubes. Fidel Kuri dueño del equipo LA PIEDAD, anuncio el 20 de Mayo que el club jugará desde el torneo apertura en Veracruz. Quitando toda ilusión de la afición michoacana por disfrutar partidos de la liga MX.

En México la compraventa de franquicias de clubes profesionales es común,  en ocasiones representa el cambio de nombre y sede del equipo,  tal es el caso, pues en 2011, el equipo denominado VERACRUZ, tuvo problemas financieros, quedando abandonado su estadio , con una capacidad para 33,00 espectadores, circunstancia que fue aprovechada por el dueño de La Piedad y cambio tanto el nombre de Reboceros de La Piedad por Tiburones rojos del Veracruz, argumentando, entre otras cosas, que el estadio en Michoacán no cumple con los requisitos para un equipo de primera división de la Liga MX.

Es así que Los REBOCEROS han dejado de figurar, dejando atrás una afición que durante todo el proceso para subir a primera división apoyo al equipo, siendo una plataforma importante para este club.

Ha sido común en nuestro futbol que sucedan estas compras olvidando el arraigo de un equipo a una ciudad o a una afición. Es un tema complicado ya que el ganar un ascenso parecería un castigo.

Fue presentado el recurso de  queja ante Juzgado Segundo de Distrito de la capital michoacana, esperando sea devuelto el equipo a La Piedad, y así, retribuir el apoyo moral e incluso económico a la afición futbolera de dicho Estado, que dicho sea de paso, no caería mal un poco de futbol en un ambiente de violencia y narcotráfico.

Ahora en tema de burla se saca a la luz este tema del equipo la piedad, ya que con las decepcionantes actuaciones de la selección mexicana de futbol podríamos comprar Honduras para poder ir al mundial.

Analizándolo bien, no esta descabellado que quien controla el futbol pudiera estar pensado las consecuencias de perder mas de 600 millones de dólares si es que México no va al mundial.

Veremos si Vuce saca a flote este barco que se encuentra prácticamente en el fondo del mar.