De acuerdo a una investigación realizada por  la Fundación Pew que brinda información sobre problemáticas, actitudes y tendencias que caracterizan a los Estados Unidos y el mundo:  el 39% de los empresarios reportan satisfacción en el trabajo, frente al 28 % de personas que trabajan para un jefe.

A pesar de tener más carga de estrés, bajos ingresos, y laborar más horas que las personas que trabajan para otros, la investigación arroja resultados contundentes: Los empresarios están más satisfechos con su puesto de trabajo  y felices en general.

La satisfacción en el trabajo aumenta con la transición del empleo asalariado al trabajo por propia cuenta. Dicha satisfacción no deriva de ganar más dinero, tampoco el hecho de tener menos trabajo o menos estrés, pues los trabajadores autónomos trabajan más horas del tiempo que las personas empleadas. Los empresarios también gastan el doble de la cantidad de tiempo pensando en el trabajo, aun cuando no están en él.








LIBERTAD, es debido a ella que los empresarios son más felices. Tan valiosa  es la libertad de ser su propio jefe, que en ocasiones es necesario pagar el doble para que las personas empleadas realicen el trabajo por uno mismo y se mantenga este nivel de satisfacción.

En  una muestra representativa de 3.001 adultos estadounidenses se preguntó por los peritos de TNS Custom Research en el segundo semestre de 2012 acerca de las preferencias del trabajo como empleado contra el trabajo como empresario, la mayoría de las personas optan por entrar en el negocio por sí mismos.

Autonomía Personal y Autorrealización, son algunos de los motivos por los que las personas deciden emprender negocios por su cuenta, de igual forma la Libertad de elegir el lugar y la hora de trabajar.

Aunque represente mayor estrés, tiempo de trabajo y menor dinero, la libertad de ser autónomo, seduce.

Les recomiendo plenamente ser dueños de su tiempo realizar sus sueños, hay que emprender.