La cantidad de canciones descargadas de forma ilegal ha disminuido desde trescientos millones de Marzo 2012 a 199 Marzo 2013.

El indicador refiere a canciones de los artistas más famosos en el reino Unido, por lo que es una buena guía, pues abarca un mercado de mayoría. Tales son,  Adele y One Direction.

Lo anterior, de acuerdo con una investigación publicada por Ofcom (regulador independiente y vigía de la competencia en las industrias de comunicaciones del Reino Unido).

La relevancia de estos datos es debido a que apenas el año pasado se  comenzaba a notar que el negocio de la música grabada estaba en recuperación. Hubo crecimiento en las ventas digitales como no pasaba desde la etapa del CD.

Streaming parece ser la opción para los consumidores, pues aquellos que reconocieron violar los derechos de autor afirmaron que dejarían de hacerlo si tuvieran alternativas legales más baratas y si el contenido que buscan estuviera disponible de forma legal.

Ofcom también publico  que el uso de los servicios en streaming legales, como Netflix, Google Play, Tesco’s Blinkbox y Spotify se habían incrementado significativamente.