El más grande maestro en la animación, el japonés Hayao Miyazaki da el adiós como director a los 72 años de edad.

Me declaro admiradora incansable de el gran maestro Miyazaki. Decenas de veces me he sumergido en sus mundos mágicos y no hay una sola, que no se me inunden de lágrimas los ojos con las hermosas historias, sin dejar de lado y creo que es lo principal ¡Amo la forma en la que dibuja! El realismo que imprime en cada escena es impactante y cautivador, hasta puedo confesar que hubo un tiempo de aproximadamente dos años en la que miré casi a diario “El increíble castillo vagabundo” que es mi filme favorito del Studio Ghibli junto a Porco Rosso. En verdad es una pena que el maestro se retire y creo definitivamente que jamás podrá repetir este mundo un artista tan maravilloso como él.

El maestro en animación Hayao Miyazaki, es uno de los más reconocidos directores de animación a nivel mundial y este viernes ha dicho que desea dedicar su vida a otras cosas además de dibujar arduamente para cumplir los plazos exigentes que el cine propone para su desarrollo, ya que Miyazaki ha evitado la mayoría de los gráficos por ordenador y minuciosamente la animación es dibujada estrictamente a mano.

“Sé que he dicho que me retiraría muchas veces en el pasado. Muchos de ustedes deben pensar:” Una vez más “. Pero esta vez es muy en serio “, dijo.

“Esto no va a suceder de nuevo”, dijo Miyazaki a la conclusión de casi 2 horas de duración que es lo que duró la rueda de prensa, en la que compartió sus pensamientos.

Creo definitivamente que el cofundador de Studio Ghibli, ganador de un merecido Oscar en 2003 por su magistral crítica al industrialismo moderno en “El viaje de Chihiro”, que también ganó el premio, Oso de Oro del Festival de Berlín, que ha sido una de las películas más bellas y aclamadas por la crítica será parte de nuestras mentes con esta historia que muchos de los fans de el maestro Miyazaki llevaremos en nuestro corazón. La historia cuenta que, a los 10 años de edad, la pequeña Chihiro se aleja de sus padres en una excursión, se queda atrapada en un mundo fantástico de duendes del agua, ogros y dioses.

Chihiro termina trabajando para una bruja que dirige una casa de baños para las criaturas de otro mundo y se horrorizó al encontrar a sus padres transformados por un conjuro mágico en cerdos, criaturas por las que parece tener una especial fascinación  Miyazaki que dijo en aquel tiempo cuando la película le dio grandes satisfacciones, que solo esperaba trabajar por otra década, pero a un ritmo más lento que pudiera permitirle incluso tomar sábados libres. Esto suena tal vez muy descabellado pero el ritmo con el que trabajaba Miyazaki, era impactante, basta ver sus maravillosas creaciones para darte cuenta del talento y el ahínco con el que desbordaba su dedicación.

El estudio de Miyazaki anunció la semana pasada que dejará de hacer películas tras el lanzamiento en junio de su último rodaje,  “The Wind Rises.”


“Ustedes pueden preguntarse lo que los directores de animación hacemos, pero yo soy un animador primero, y tengo que dibujar. Tengo que quitarme las gafas así …” dijo, inclinándose hacia adelante como si estuviera trabajando en su escritorio. “Es muy intenso.”

Miyazaki dijo que ya no puede trabajar de 12  a 14 horas al día, alrededor de siete horas es el límite, y delegar el trabajo a los demás no es su estilo.

“Si hubiera podido, habría hecho eso. Pero no es así como yo trabajo”, dijo. “Tengo que dejar el lápiz e ir a casa”, dijo.

“Uno simplemente no puede hacer nada acerca de esos problemas derivados del envejecimiento”, dijo.

Toshio Suzuki, productor de Studio Ghibli y presidente, dijo que la decisión era una articulación.

“No hay fin a todo”, dijo. “Es mejor no esperar a retirarse cuando ya se está en un declive.”

El éxito de Miyazaki ha ayudado a mantener a Japón en uno de los mayores mercados del mundo de la animación. Su venta de derechos de distribución mundial de obras de Studio Ghibli para Walt Disney Studios en 1996 le ayudó a ganar una audiencia global.

Uno de los primeros que se distribuye a través de ese acuerdo fue “Princess Mononoke – La princesa Phantom”, una película de 1997 ambientada en el siglo 14 de una chica criado por los lobos que llevaban uno de los mensajes de la firma de Miyazaki, la necesidad de vivir en armonía con la naturaleza.

La sensibilidad rústica de Miyazaki difiere notablemente de las contemporáneas como las animaciones futuristas de Osamu Tezuka, y su creación Astro Boy.


Las películas de Miyazaki generalmente retratan un mundo de fantasía en el que la tecnología está eclipsada por el misticismo y la naturaleza. En “Mi vecino Tottoro”, su animación es exquisitamente detallada, dio vida a la belleza y el misterio de la campiña japonesa, con sus profundos y oscuros bosques y arrozales verdes brillantes, que en realidad existe.

Otro ejemplo es “El viento Rises” que comienza con un retrato convincente de la destrucción e infiernos desencadenados por el Gran Terremoto de Kanto en 1926.

Pero gran parte de su obra es de otro mundo: en el anuncio de un León de Oro premio a la trayectoria de Miyazaki, en el 2005 el entonces director del Festival de Cine de Venecia, Marco Mueller, dijo que Miyazaki era “un gigante que derribó los muros en los que cine de animación japonés quería encasillarse en sí “.

En comentarios por correo electrónico del retiro de Miyazaki, Mueller dijo el viernes que cree que el legado Ghibli será llevado a cabo por los artistas más jóvenes.”Una cosa es cierta: las aventuras de las maravillas de Miyazaki nunca van a acabar”, dijo Mueller.

La dirección futura del Studio Ghibli, que Miyazaki fundó con su productor de Isao Takahata en 1985, será reposada sobre los hombros del personal más joven, dijo Miyazaki.

“Siempre he querido hacer algo además de la animación”, dijo. “Hay tantas cosas que quiero hacer.”

“Mi idea de descanso no puede ser el mismo que lo que los demás podrían pensar. Creo que sólo ahí sería agotador.”

Entre otras cosas, se planea trabajar en su Museo Ghibli, donde se dice que los objetos expuestos necesitan refrescarse.

“Yo podría incluso convertirme en una exhibición a mí mismo”. Miyazaki dijo que no tenía nada tan “cool”  que decir a sus audiencias más jóvenes, aunque yo opino lo contrario, puesto que el mensaje de sus películas es fascinante.

El maestro dice que de todas sus obras, especialmente algunos de los tesoros como “El castillo ambulante”, en la que trató de convertir a un mundo de juego virtual en el drama dice, “Quería transmitir el mensaje a los niños de que esta vida vale la pena vivirla”.


Miyazaki y su postura pacifista.

Miyazaki no ha dejado de ser controversial en el aspecto de que es un empecinado pacifista y su abierta oposición a los esfuerzos de revisión de la Constitución pacifista de Japón ha generado críticas de los derechistas que están a favor de una mayor visibilidad para los militares.

Aunque a simple vista el mirar las películas del maestro pareciera que la guerra es parte de su mente, tendrías que dar un vistazo dos y hasta tres veces los filmes para darte cuenta que la aversión de Miyazaki a la guerra no es nada nuevo. Una vez sucedió que se quedó lejos de la ceremonia de los Oscar, donde “Spirited Away” ganó un Oscar a la Mejor Película de Animación, y dijo que le resultaba difícil celebrar, debido a los acontecimientos profundamente tristes que tenían lugar en el mundo , haciendo con esto una referencia a la guerra en Irak.

La adoración de Miyazaki de volar y volar máquinas en enfrentamientos con su disgusto por hacer la guerra, ha lanzando al protagonista Jiro Horikoshi en una luz ambivalente, pero simpática. El propio padre del animador logró una fábrica de piezas de aviones de guerra durante la guerra, tal vez el vivir de tan cerca de estos acontecimientos, ha hecho que el maestro se haya tomado tan en serio su posición en contra del más aberrante estadio del ser humano. La carrera de Miyazaki es un emblema de la combinación de fantasía y pasión combinada con el pragmatismo que caracterizó a muchas historias de éxito japonés de la posguerra. “El viento se levanta,” es la película número 11 de Miyazaki. Esta es una fantasía llena, de ficción sobre el hombre que diseñó la Segunda Guerra Mundial y los aviones de combate de Japón.

Y bien, todo lo que inicia tiene un fin y este es el fin de lo que considero la etapa de la animación más hermosa por su contexto artístico de toda la historia. Les dejo con algunas de las imágenes más geniales que encontré en la red que el maestro o algunos fans han realizado y el link del Studio Ghibli en Facebook para que lo sigan, hay cosas increíbles que hacen los fans que en verdad vale la pena mirar.

https://www.facebook.com/FansOfStudioGhibli

El increíble castillo vagabundo.

Porco Rosso.

El viaje de Chihiro.

The wind rises.

“Maestro Miyazaki , siempre te llevaré en mi corazón, gracias por inspirarme y por todos esos momentos de felicidad que me hiciste pasar cuando las cosas iban muy mal”

Folch.