Una forma bella y experimentalmente atrevida sin perder la elegancia en cada toma, son las fotografías de Kylli Sparre también conocida como Sparrek.

Escenas mágicas surrealistas que agregan una elegancia fenomenal por su experiencia en ballet, Sparrek después de haber dedicado gran parte de su vida practicarlo como bailarina, hoy integra a su multitudinaria vida la fotografía y vaya que lo hace excepcionalmente.

En su mayoría, trabaja con un tema central de figura femenina, con una variedad de escenarios fascinantes, desde paisajes panorámicos a los súbditos de fondos Sparrek simples, en color negro que muestran una especie de elegancia flotante en sus movimientos corporales como si estuvieran realizando una danza interpretativa, incluso en su quietud, que captura gestos tan sutiles que resultan sugestivos.