La fotografía de larga exposición, permite hacer cosas maravillosas como esta.

El autoproclamado friki de Apple, Marcus Byrne, es fotógrafo y un gran diseñador de motion graphics que trabaja para clientes poderosos como Honda y actualmente la sede de Byrne se encuentra en Melbourne.

Byrne, ha llevado su creatividad más allá intentando crear una tipografía distinta, a lo que utilizando los iconos de colores en su iPhone hizo con una colección viva de letterforms y una tipografía llamada Phone Streak. ¿Cómo lo hizo? Manipulando el teléfono de la forma en que un calígrafo controla un cepillo.

Cada letra la formó agitando su iPhone como cuando juegas de niño a formar letras en el aire, frente de una Canon 5D DSLR y evocó los resultados mágicos en tres y cuatro segundos de exposición. El resultado, es un tipo de letra muy dinámica y hasta cierto punto, rudimentaria.

El hacerlo, no fue nada fácil, todo lo logró a través de un proceso de ensayo y error, que fue capaz de manipular en el teléfono. “Sosteniendo el iPhone en la misma posición durante un poco más de tiempo antes de hacer los trazos dieron la cámara el tiempo suficiente para captar el detalle en los iconos de la aplicación.”, Dice Byrne. Las imágenes congeladas de los iconos de aplicaciones actúan como remates. Byrne fue exigente con los detalles de su fuente durante el proceso de diseño. Se recreó la acción de conjunto de iconos que vienen con el teléfono para que pudieran ser más reconocibles a simple vista. La captura de pantalla de los iconos se invirtió en Photoshop por lo que podría dibujar de izquierda a derecha sin ocultar la pantalla con las estelas de colores y luego volcó de nuevo al otro lado, cuando se completó la imagen. Cada carácter requiere pruebas y Byrne creó cuatro o cinco candidatos para cada letra antes de elegir una carrera de estas  que le hayan acomodado en su totalidad para que el resultado fuera excelso. Él explica: “Realmente quería que los iconos sean visibles cuando se mira a todo color y participe en el carácter de cada letterform individual.”

No todo fue miel sobre hojuelas, ya que algunas de las letras le han costado bastante trabajo, tal es el caso de la “C”, que se hizo con un simple gesto, pero la almohadilla (#) y símbolos de porcentaje (%) resultaron ser más que un dolor de cabeza. “Cuando trazos verticales y horizontales se cruzan entre sí, es cuando entonces se puso difícil”, dice Byrne. “He jugado un poco con algunas técnicas para ocultar el iPhone en una fracción de segundo después de un shot y luego moverlo a su posición antes de la siguiente línea.”

Las creaciones de Byrne no se han quedado sólo en su alfabéto de luz, sino que también ha echado mano de la impresión en 3D y ha transformado sus brillantes letras en físicas y de plástico que son bastante lindas, Byrne dice,  “Este proyecto comenzó como una simple idea de hacer un objeto en 3D mediante el uso de gestos.” Y bueno ahora hasta joyería impresa en 3D de su tipografía está disponible.

Lo fantástico de todo esto es que Marcus Byrne ha dejado como buen creativo que cree en la filosofía del maravilloso compartir de Internet sus fuentes libres y disponibles en Dafont.com, así que las puedes utilizar cuando gustes sin restricciones, a lo cual aplaudo de pie. “Como diseñadores en el mundo digital, tenemos una gran cantidad de recursos para los activos libres”, dice Byrne. “Siempre es bueno dar algo a la comunidad.” ¡Gracias Byrne!.

Y bueno, te dejo con las imágenes y con el sitio en donde puedes encontrar el trabajo de Byrne, disfrútalo.

http://www.marcusbyrne.com/