El día de ayer confirmamos todos los aficionados al futbol el mal paso y el cero compromiso de nuestra selección mexicana de fútbol. Sentimientos de tristeza y enojo pasaron por todos a quienes nos apasiona este deporte. Vimos como nuestro mas odiado rival en el futbol se rió en la cancha y nos dejo prácticamente fuera del pase directo al mundial.

Fuimos testigos de lo que nunca había sucedido en la historia del futbol mexicano, algo que nunca pensamos nos sucedería y menos jugando en una zona tan mediocre como la CONCACAF.

Es impresionante que en un país tan grande no podamos sacar excelentes futbolistas o deportistas. Si bien es cierto hay muchos responsables, hoy en día se apunta al entrenador jugadores y dirigentes.

Creo que esto va mas allá, no solo es culpa de quien dirije o de quien juega, es un problema cultural y del país en general provocado por las autoridades que llevan el rumbo de este país, como se puede pedir calificar o contar con grandes deportistas sin apoyo, como se puede exigir si el deporte esta olvidado.

Este problema se viene gestando décadas atrás, por ello no se pueden conseguir triunfos importantes en todos los deportes no solo el fútbol. Los triunfos mexicanos se deben a esfuerzos personales, a dedicación y trabajo individual, el cual además del sacrificio de entrenar se tiene que sortear miles de obstáculos.














Es necesario que el gobierno  la iniciativa privada se sumen a sacar adelante a los deportistas, no es posible que no tengamos campos, no tengamos balones, no tengamos tennis para entrenar.

Esto de la selección mexicana de futbol abre los ojos de la nación que casi siempre se encuentran tapados con el fútbol.

Detrás de ese deporte existen muchos más que necesitan el apoyo y que no solo con la cortina de humo se van a poder seguir tapando los problemas nacionales en temas deportivos.

Por lo que hoy dirigentes del deporte (Gobierno) les pido atención a este grave problema que nos atañe a toda la sociedad mexicana.