Educar, en vez de castigar. Es la propuesta que llevará a cabo Estados Unidos, por medio de su Centro de Información de Copyright (CIC), a través de Alertas de supuestas violaciones a derechos de autor.

Jill Less, director del CIC, explica en qué consistirán estas alertas:

“Los consumidores cuyas cuentas hayan sido utilizadas para compartir contenidos protegidos por derechos de autor a través de redes P2P ilegalmente (o sin autorización) recibirán alertas destinadas a educar en lugar de castigar, y serán dirigidos hacia alternativas legales. Y para aquellos consumidores que crean haber recibido alertas por error, un sencillo proceso será implementando para que obtengan una revisión independiente del alerta recibido”.

 








El Centro de información de Copyright, por medio de su página web proporciona información  sobre el esquema que apunta a la piratería P2P, y ha confirmado que los proveedores de internet (ISP) comenzarán a trabajar en él. Los encargados de contendido, enviaran advertencias de supuestas violaciones de derechos de autor a través de P2P a los proveedores de internet, que a su vez, notificaran a los consumidores. 

Prevención parece ser el primer paso para futuras legislaciones anti-piratería, pues de éste modo, se alcanza el objetivo de generar una conciencia al usuario o consumidor respecto a los derechos de autor, sin castigo de por medio.

A estas alturas del partido no es generar conciencia sino provocar un cambio, no generar una persecución policiaca, sino permitir la transferencia de archivos logrando que todos los actores de una industria se beneficien.