A pesar de tener 180 millones de euros en solo dos jugadores, Cristiano y Bale, todavía no se logra contar con un equilibrio y buen futbol del equipo blanco.

El partido ante el Villareal nos dejo claro que el funcionamiento merengue no es el que se esperaba, a comparación de su competidor el Barcelona que tampoco ha sido espectacular su inicio pero se nota un buen funcionamiento.

El equipo de Marcelino García Toral hizo ver la des concentración del Madrid que gracias a Diego López no sufrieron de la derrota.

El estadio Madrigal ante más de 22 mil aficionados fue testigo del primer gol de Bale como merengue, y de la buena actuación de los mexicanos Aquino y Gio, este último dando el gol del empate al submarino amarillo, dejándonos claro que de amarillo si juega bien y de verde no tanto.

Como lo mencionaba, El Real Madrid extrañará a Ozil quien daba una gran salida y ponia los pases para gol. Ancelotti realizó un par de cambios, Bale e Illarramendi, y entraron el argentino Ángel Di María y Khedir que no pudieron hacer mucho.




El Real Madrid jugó con  Diego López; Carvajal, Pepe, Ramos, Nacho, Illarramendi (Khedira, m.61), Modric, Isco, Bale (Di María, m.61); Ronaldo y Benzema (Morata, m.73).

Mientras por otra parte el Villarreal jugó con Asenjo; Mario, Musacchio, Dorado, Jaume Costa; Cani, Bruno Soriano, Trigueros (Pina, m.71), Aquino; Giovani (Hernán Pérez, m.76) y Jonathan Pereira (Uche, m.65).

El árbitro Fernando Teixeira Vitienes amonestando: Aquino y Pina, y a los visitantes Nacho, Ramos y Morata.




 Goles:

1-0, m.21: Cani. 1-1, m.39: Bale. 1-2, m.63: Cristiano Ronaldo. 2-2, m.70: Giovani Dos Santos.

Ya el Madrid empieza a dar ventaja al Barcelona de Messi y Neymar, si no consigue de forma inmediata un buen funcionamiento, sucederá como la temporada pasada, donde los azulgranas tomaron una gran ventaja.