“El fuego facial” es un termino que salones de belleza chinos afirman ser uno de los mejores tratamientos para poder eliminar la flacidez y las arrugas. El “hu Liao” aseguran también ayuda a combatir la obesidad e inclusive a curar un resfriado común.

Consiste en aplicar toallas empapadas de alcohol junto con un elixir especial a la piel para después prenderle fuego. Las llamas empiezan a esparcirse  por las áreas donde se aplicó el elixir estimulando la piel, dándole brillo y eliminando las arrugas.

Los salones de belleza chinos dicen que se trata de un procedimiento seguro siempre y cuando se lleve a cabo muy cuidadosamente y lo realice únicamente un terapeuta profesional.

También puede llevarse a cabo en diferentes partes del cuerpo como la espalda.